Marcelo Pelissier presentó su producción en el
Senado de la Nación

Quedó inaugurada el pasado lunes 15 de Septiembre en el Honorable Senado de La Nación Argentina una muestra  de pinturas del Artista Plástico, Sr. Marcelo Pelissier.
El Sr. Pedro A. Marabini, Director General de Cultura, fue el encargado de hacer el homenaje a este gran artista  quien le ha aportado al Arte Argentino  su talento multifacético quien ha sido merecedor de innumerables galardones.
Al evento asistieron los señores,  Leandro Baldivieso -Subdirector de Cultura-, Omar Escales -Director de Eventos-, Laura Prudencio -Directora Contenidos Culturales Senado TV-, Estela I. Masjoan -Directora Museo Parlamentario-, Matías Arcuri -Coordinación Administrativa-, y Lautaro Dores -Extensión Cultural-.

Acompañaron en esta ocasión a Marcelo Pelissier, artistas plásticos, amigos y colegas como  Alberto Badino (Escritor), Jorge Pietra (Pintor), Nora Maggiora (Artista Plástica), Andrea Juan (Artista Plástica), Cristina  Caronni (Artista Plástica), Beatríz Fernández (Fotógrafa), María Rosa Braile (Escultora), Adrina Cora (Artista Plástica) entre otros colegas y amigos.

Sobre su Obra, Marcelo Pelissier nos dice:

"Esta serie se inicia a fines del 95 con la imagen de un cerebro al que entran y salen conexiones que se pierden hacia los márgenes del cuadro y que además está rodeado por una corona de espinas, titulé a esa obra "autorretrato para fin de siglo" . Luego pinté otro similar pero con fondo dorado que fué seleccionado para el premio "Deutsche Bank" de jóven pintura en el Museo de Arte Moderno (M.A.M ). A partir de allí incorporé los fondos dorados en varias de mis obras con una doble significación, por un lado se sabe que el fondo dorado es típico de la edad media y por lo tanto se constituye como espacio "premoderno" y por otra parte también es sabido que su función era sacralizadora, como representación de la luz que era metáfora de la divinidad. De esta manera el fondo dorado opera en mis pinturas asociado al cerebro como crítica de la sacralización de la razón por la modernidad y como revalorización del espacio pictórico prerenacentista, como por ejemplo en "Imperio" 1995, obra seleccionada en el Premio Fortabat 97 en el M.N.B.A. o "Estigma" 1995 , también seleccionada y reproducida en el catálogo del citado premio. En "Estigma" interactúan elementos que acentúan la polisemia, parto de la definición que da el diccionario enfatizándo algunos conceptos como "marca", "llagas", "enfermedad", etc. que se combinan con las significaciones místicas mientras en las bandas laterales se citan los martirios de los apóstoles (Lochner) y la banda superior es atravesada por unas formas que semejan espermatozoides que junto con las manchas en la piel del personaje connotan enfermedad ( H .I .V. por ejemplo).

Otras de las características de mis obras actuales es el uso de la cita y el carácter emblemático que se acentúa en obras como "Piedra de la locura" (catálogo Premio Colección Costantini, M.N.B.A. 1997) dónde parto de un trabajo de El Bosco titulado "extracción de la piedra de la locura" que es citado en las bandas laterales de mi obra mientras que en el centro flota un cerebro detrás del cual se distribuyen una serie de formas muy definidas pero difíciles de identificar, a primera vista muchos espectadores las confunden con flores de lys, típicas de los emblemas monárquicos, lo cual da a la obra aspecto de bandera o emblema, pero en realidad esas formas son encéfalos de animales - peces, pájaros, mamíferos, etc.- así se establece cierta polisemia y cruce de sentidos en relación al título de la obra ya que no se trataría de extraer ninguna piedra de la locura como en el trabajo de El Bosco sino que nuestra propia "cerebralidad" nuestra "racionalidad" eso que nos constituye en seres supuestamente superiores a los demás animales que habitan el planeta sería la verdadera anomalía, la piedra de la locura. En la obra "el Unicornio" 1997 aparece la ironía en la tensión metafórica que se establece entre el título y la imágen, la obra fué originalmente pensada para un salón de arte erótico en el centro cultural Borges, pero el resultado final es tal vez más inquietante que erótico a pesar de la forma fálica y de la constelación de pubis femeninos que flotan en el fondo ya que es la forma cerebro la que domina la escena y esta está conectada a una columna vertebral. Yo presiento que allí, en esos huesos, está la muerte.

Tal vez se trate de esa profunda conexión que Bataille veía entre muerte y erotismo. En "el sueño de Heráclito" 1997 (catálogo 15 críticos-15 artistas, galería Praxis) se combinan el fuego y el agua,- esos elementos opuestos que para Heráclito creaban las tensiones que eran el origen de todas las cosas- y una serpiente mítica, antiguo símbolo del conocimiento, con un texto de Heráclito "Los despiertos tienen un mundo en común, los dormidos cada cual el suyo" en alusión al carácter fuertemente onírico de la imágen. -En "La melancolía" 1998 ( obra seleccionada premio Universidad de Palermo, MNBA 1998) tomo nuevamente la definición del diccionario para construir la imagen a partir de ella, en las bandas laterales miradas melancólicas (El Greco, El entierro del conde de Orgaz) enmarcan la escena.

Encuentro en el cerebro humano una forma de gran plasticidad, no sólo en lo "formal" sino también por su enorme posibilidad de significaciones, puedo hablar de la muerte, la locura, el erotismo, la razón, entrecruzar todo esto con la historia de la pintura y con mi historia personal que indudablemente, palpita en cada imágen."