Arte del Mundo visitó el taller de Carlos Regazzoni
y conversó con Bárbara Regazzoni



Hace años atrás recuerdo haber estado viendo un programa de arte en la TV, y en el mismo entrevistaban al artista plástico argentino Carlos Regazzoni.

Le consultaban sobre su éxito, su trascendencia, e intenté saber de qué se trataba... El tiempo pasó y por esas cosas de la vida escuchaba sobre él, pero luego pasado un tiempo, en una tertulia de artistas plásticos post-vernissage, conversábamos en una galería un grupo de artistas y se hablaba sobre "la gran valentía y talento de "Regazzoni" y recuerdo que algunas personas le preguntaban al director de esa Galería, que recién se instalaba llegando desde Paris sobre qué opinión tenía él acerca de la obra de Carlos Regazzoni y comentaban sobre su éxito fantástico en Europa.

El tiempo pasó y aconteció que nos llegó hace un tiempo una propuesta de exposición del Grupo "Gusta Tu Gusto, con la dirección del Arqto. Darío Zilbersztein, quien luego de exponer dos muestras individuales en ArTeMe en dos ocasiones, y viendo el éxito de sus propias obras, fue que decidió inaugurar una muestra colectiva con el Grupo a su cargo, Gusta Tu Gusto, ocasión en la que artistas plásticos de Arte del Mundo (www.artedelmundo.org www.artedelmundo.com.ar) fueron invitados a exponer en la misma, motivo por el cual no tuve excusas para concurrir y disfrutar tanto de la inauguración como de la Galería de Arte de Carlos Regazzoni.

Yo no soy una persona que pueda criticar, pero si apreciar el trabajo intenso de un creador, y es por ello que me siento absolutamente maravillada al conocer su taller y alguna de sus obras. No tuve la suerte de conocerlo, pero pude conversar con quien está a cargo del cuidado del mismo, Bárbara Regazzoni, hija del mentado artista, a quien no pude encontrar por hallarse trabajando en un pedido especial...

Entre las cosas que Bárbara Regazzoni me comentaba, era que este su taller es algo pequeño en relación al que posee en Paris, Francia, donde los visitantes y amantes del arte no vacilan en adquirir en forma permanente obras de arte, ya que se trata de un público educado para ello. Algún día el mundo comprenderá que siempre es mejor comprar una obra de arte, y más de un artista vivo -pueden hacer encargos y pedidos al mismo- que comprar una lámina o algo que esté hecho en serie.

En cada obra de un artista plástico contemporáneo siempre se puede percibir y sentir el alma del hacedor... De un artista muerto, solo queda el recuerdo. Saludos Carlos Regazzoni, pronto en algún momento podré compartir con Ud. algún momento de arte... Gracias por generar tantas cosas bonitas, y le digo que su hija Bárbara lo representa maravillosamente.







No olvide visitar www.artedelmundo.org // www.artedelmundo.com.ar
donde podrá disfrutar de las obras de los artistas integrantes