En ocasión de la visita que realizó la Directora de Arte del Mundo - Portal Creativo, Jacqueline Klein Texier al museo MALBA ella pudo ser testigo de una exposición del más alto nivel. La muestra es Organizada por el MALBA y The Museum of Fine Arts de Houston y tiene las curaduría de Mari Carmen Ramírez y Marcelo Pacheco.

Juanito Laguna, personaje de la serie de obras de Antonio Berni es el comunicador de una realidad social que el mundialmente conocido artista ha denunciado. Con el uso de técnica mixtas y materiales reciclados que recrean el contexto que se intenta reflejar y poner como centro de reflexión, Berni nos retrotrae a estos contextos marginales que al día de hoy no han cesado de crecer en las periferias de las megalópolis urbanas.

Esta hermosa exposición se mantendrá hasta fines del mes de febrero en Av. Figueroa Alcorta 3415, CABA.

Arte del Mundo - Portal Creativo || www.artedelmundo.org

JUANITO LAGUNA

A fines de los años 50, la figura de un niño empezó a aparecer como tema reincidente en la obra berniana. Juanito Laguna surge como el primer personaje del artista y su creación se basa en los cientos de niños que encontró en las villas miseria o barrios periféricos humildes que existían en la Ciudad de Buenos Aires desde la década del 30 y que se expandieron significativamente durante los 50 y 60 como resultado del impulso desarrollista de la posguerra. Berni condibe a Juanito como hijo de un trabajador, peón de la industris metalúrgica que probablemente unos años antes mudó a su familia del campo a la ciudad en busca de una vida mejor. El niño vive en el barrio ubicado en el bañado de Flores y pasa el tiempo jugando libremente en la calle.
Como aclara el propio Berni, Juanito "es un chico pobre pero no un pobre chico. No es un vencido por las circunstancias sino un ser lleno de vida y esperanza, que supera su miseria circunstancial porque intuye vivir en un mendo cargado de porvenir".

Hacia 1960, Berni da inicio a una serie de obras que narran episodios aislados sobre el cotidiano de Juanito, quien, en efecto, se convertirá en uno de los focos principales de su producción artística a lo largo de dos décadas.

La narrativa plástica de Berni sigue los pasos de un héroe poco convencional aunque encantador: un desvalido cuya historia trae a la luz aquellas fuerzas políticas y socio-económicas, que operan, ya sea en la Argentina o bien en cualquier otro país de América Latina, como resultado de un proceso industrializador desmedido. En búsqueda de trabajo y de mejores condiciones de vida, Juanito se vale de su ingenio, su imaginación juguetona, y su conocimiento de la ciudad y sus barrios periféricos para sobrevivir.

En la sección de la muestra, que acompaña el desarrollo de la serie de Juanito Laguna, abarca desde lo bidimensional, con pinturas al óleo sobre arpillera y xilo-collages, hasta emsamblajes de gran escala y volumen. Dichas estructuras implican un proceso experimental de búsqueda y reciclaje de materiales industriales o de desecho que el artista pega, engrapa o clava sobre aglomerados o maderas resignificándolos.

Dentro de la obra Berniana ese aspecto semántico es vertebral. Berni estaba plenamente convencido de que la única manera de comunicar con precisión la historia de Juanito y su entorno era incluir los materiales "reales" de estos lugares directamente en la obra, en vez de ilustrarlos pintándolos. Desde su punto de vista, el medio pictórico era insuficiente para captar la compleja realidad de ese entorno.
Al incorporar una amplia gama de materiales recolectados en las villas miseria y las calles de la ciudad, la serie de Juanito Laguna representa la combinación magistral de compromiso social con experimentación artística radical que separa a Berni de otros artistas de su época.
-----
ANTONIO BERNI | JUANITO Y RAMONA

Muestra organizada por MALBA y The Museum of Fine Arts, Houston.

Curadores: Mari Carmen Ramírez y Marcelo E. Pacheco.

La exposición se centra a partir de este momento clave ¬a todas luces el período más osado y singular en toda la producción berniana¬ que trata sobre la vida y las andanzas de dos personajes ficticios: Juanito Laguna (un niño de villa miseria) y Ramona Montiel (una prostituta). Desde la perspectiva del artista, ambos son los arquetipos argentinos nacidos de una realidad social posindustrial, en la periferia de la ciudad de Buenos Aires, aunque pudieran haber surgido de cualquier otra gran urbe latinoamericana. De hecho, tanto en la vida de Juanito como en la de Ramona, se ponen de manifesto cuestiones sociales que afectan a toda América Latina: el proceso de migración interna del campo a la ciudad que llevó al crecimiento desdedido de las urbes y sus periferias en asentamientos precarios; la marginación socio-económica de estratos significativos de la población cuyas carencias afectan el mndo infantil (Juanito); el impacto negativo del consumo en la cultura de sociedades en vías de desarrollo; y, quiérase o no, la desigualdad notoria de oportunidades para la mujer, con todo tipo de desdoblamientos (Ramona).

En sus series de Juanito y Ramona, Berni utilizó la narrativa como instrumento capaz de abordar tales asuntos, al mismo tiempo que su veta experimental llevaba adelante sus investigaciones sobre técnicas y materiales no convencionales. Para representar la precariedad del contexto urbano donde ambos personajes se desarrollan, el artista deó de lado la pintura tradicional y se volcó, en cambio, hacia la técnica innovadora del ensamblaje. Es en esa serie donde Berni incluye desechos industriales o basura común (latas, gomas, maderas rotas y quemadas, metales sobrantes de matrices, telas de algodón o de jean, alpargatas y juguetes viejos); en el caso de Ramona, en cambio, ilustra las lujosas fantasías de una mujer mundana (cuyo pasado implicó la costura), con pedazos de telas, encajes y botones, lentejuelas, adornos, plumas y ribetes, incluso prendas intimas. Es importante destacar que, si bien otros artistas de la época (Robert Rauscheberg o John Chamberlain, americanos, Arman o Niki de Saint-Phalle, franceses).

Berni aplicó este mismo principio a la técnica de la xilografía o del grabado en madera. En base a la incorporación al taco de madera (matriz) tanto del collage como luego del bajo-relieve, concibió aportes técnicos innovadores que él mismo denominó "Xilo-collage" y "xilo-collage-relieve". Estos descubrimientos técnicos, sumados a una iconografía tan característica y a una temática social contundente, lo hicieron merecedor de los más grandes elogios de la crítica internacional. Se lo llegó a considerar uno de los más originales grabadores de la segunda mitad del Siglo XX. En 1962, Berni recibió el Gran Premio de Grabado y Dibujo de la XXXI Bienal de Venecia, hecho legitimador que transformaría su carrera como artista en el terreno internacional, configurándola.

Antonio Berni: Juanito y Ramona presenta y celebra , de este modo, los más radicales logros de artista tanto en el grabado como en el ensamblaje, así como el potencial que emana de sus personajes, los cuales han trascendido los límites de la historia del arte hasta convertirse,hoy en héroes folclóricos nacionales. El artista tuvo la felicidad de presenciar en vida la transformación de Juanito y Ramona en leyendas populares. En algunas de sus entrevistas, llegó a hablar de la satisfacción que sentía al oír canciones folclóricas, baladas o tangos escritos inspirados en ambos. Más de tres décadas después de su fallecimiento en 1981, sus protagonistas continúan destacándose con vida propia.
-----
Los Montruos creados por Antonio BERNI

En un primer momento, los monstruos creados por Antonio BERNI en escala bidimensional representaban los temores que acechaban a Juanito en su paisaje o entorno cotidiano: posteriormente, en escala tridimensional, pasan a ser producto de las pesadillas de Ramona por el incumplimiento de sus deseos. Igual que los ensamblajes que narran la historia de Juanito, estas criaturas fantásticas surgen de innumerables objetos de desecho y de materiales reciclados: pero, a diferencia de los emsamblajes, éstos, transfieren las investigaciones del artista a la escala macro de grandes construcciones. Es por esa razón que Berni los bautizó como "construcciones polimatéricas". Lo matérico aquí es monstruosamente plural.

Desde 1964, Berni dividió a sus monstruos en dos grupos: Monstruos cósmicos y Monstruos infernales que desarían a Ramona Montiel. El carácter humorístico de tan bizarras creaciones provocó gran revuelo en Buenos Aires, al ser expuestas, por primera vez en 1965, en su retrospectiva en el Instituto Torcuato Di Tella. No sólo ponían en jaque las nociones conservadoras del "buen gusto", sino que, además, mostraban la imaginación y virtuosismo del artista en la técnica del emsamblaje, acercando así la obra bidimensional al objeto escultórico. Por otra parte, la estética de los monstruos surge de fuentes tanto de la historia del arte como de la cultura popular: remite a las festividades callejeras y carnavalescas latinoamericanas: además, posee influencias freudianas, de la religión católica y de cultos paganos como los de la diablada boliviana ylos carros alegóricos del carnaval carioca, entre otros. En algunos de ellos se llegan a incorporar máscaras de paier mâché y, en sus dimensiones, recuerdan la magnitud de las alegorías renacentistas.

Cada uno de estos engendros ha sido compuesto con un surtido amplísimo de hallazgos matéricos: bobinas textiles, chapitas de bebidas gaseosas, canastos de mimbre, ruedas de bicicleta, partes de automotrices y de electrodomésticos, etc. Aunque éstas sean fáciles de identificar en el detalle, en su totalidad presentanlo más insondable de sus bestias; algunas de ellas atacan directamente a Ramona, desgarrándola o devorándola. Berni describe a sus monstruos como alucinaciones producto de la conciencia culposa de Ramona cuando dice: "sus sueños de la madrugada se pueblan de pesadillas, represiones y miedos ancestrales". Más aún, tales temores y presiones sociales no afectan sólo a Ramona; también ponen en evidencia a la sociedad moderna como un todo. Bautizados alegóricamente - La hipocresía, La voracidad, o bien La sordidez - , estos monstruos remiten a transgresiones o pecados de la tradición judeocristiana fundados en privaciones, frutaciones y miedos inherentes a presiones sociales.

Otro interés que señala de manera insistente esta exposición es la necesidad de ver a Berni en su operación simultánea de trabajar entre la magnificencia de las obras (como estos monstruos ilustran) y la dedicación meticulosa al más mínimo de sus pormenores. En efecto, Berni está en el detalle...
Fuente: página oficial del MALBA http://www.malba.org.ar/evento/antonio-berni-juanito-y-ramona/#m2

Arte del Mundo - Portal Creativo || www.artedelmundo.org