ARTE DEL MUNDO / Un portal de Arte para el mundo
 
FACEBOOK TWITTER CONTACTO
 
INSTITUCIONAL DISCIPLINAS POLITICAS DE PRIVACIDAD CONTACTO
 
ESCULTURA -PINTURA - DIBUJO
GERARDO VALENZUELA GUZMÁN
ARTISTA CHILENO / PINTOR - DIBUJANTE - ESCULTOR

 
/ BIO
/ PRENSA
/ CRITICA
/ GALERIA PINTURA I
/ GALERIA PINTURA II
/ GALERIA PINTURA III
/ GALERIA PINTURA IV
/ GALERIA ESCULTURA I
/ GALERIA ESCULTURA II
/ GALERIA ESCULTURA III
/ WEBSITE
/ CONTACTO
 
/ CRITICA

Por Manuel Basoalto
Curador y Crítico de Arte Chileno

El Canto de la Materia

La obra escultórica de Gerardo Valenzuela reúne dos aspectos destacables: Por un lado la belleza de la materialidad, en particular sus trabajos sobre bronce, y por otro como la forma mantiene, un dialogo permanente con estos materiales. Vemos una tensión entre la densidad y peso del material y las formas, que se vuelven aéreas o de una quietud contemplativa.
Conservando todas las distancias del caso, hay algo de Rodán en estas esculturas, una cierta "violencia" expresiva unida a lo definitivo de la forma donde el gesto escultórico se une, como hemos señalado de manera particular, al material usado.
En cierto modo ocurre aquí como en la naturaleza, en la violencia creadora en que la fuerza del río desbordado puede cambiar la geografía del lugar, aquí la "destrucción-construcción" (de un nuevo paisaje u de otro estado de la materia primigenia) no son una dicotomía sino expresión de los procesos vitales, procesos además que el arte nos hace presentes y que mas profundamente nos expresan el juego de los contrarios que hacen posible la existencia. En cierto modo la obra escultórica de Valenzuela nos hace evidente la tensión entre la materia original y la intervención creativa, relación que es también un combate y un desafío, sus esculturas en bronce (piezas únicas) son expresión privilegiada de lo señalado.
La temática del artista es variada pero llama la atención su interesante propuesta sobre el cuerpo femenino el cual en es dotado de una gran fuerza expresiva sin perder nunca la suavidad del gesto, una especie de utopía de la forma, una voluntad de ir más allá.
En cierto modo la obra de Valenzuela nos sugiere un vínculo con los antiguos oficios del artista, un cierto clasicismo con elementos simbólicos de carácter arquetípico. En la obra de este artista vemos evidenciada como hemos señalado la nobleza de la materia en su paso desde su estado primigenio hacia la obra de arte. Aquí se expresa de manera particular el transito desde el plomo al oro del que hablaban los antiguos alquimistas. El artista toma los materiales para ennoblecerlos, para extraer una especie de canto subyacente, una cierta música de la materia, cuando devela un nuevo lenguaje, cuando se transforman en actitud, en gesto.
La obra de este artista puede tomar caminos diversos tanto en su temática como en el uso de diversos materiales pero no cabe duda que su impronta se mantendrá, su diferenciación respecto al tratamiento, a la carga expresiva que adquieren sus obras, esta diferenciación (que no se relaciona con la "originalidad") este dialogo interno e intimidad particular con los elementos hacen que podamos esperar mucho más de su obra en el futuro.

--------------------------------------------------

Por Francisco Arroyo Ceballos
Director del CIALEC / De la Asoc. Española de Críticos de Arte
.

Todo viene fundamentado por el desarrollo de la imagen, por transmitir de manera más o menos simple un concepto que englobe un conjunto, un posicionamiento, una forma de vida.

El autor recrea en su pintura instantes por descubrir, imágenes que den sentido a un entorno ciertamente genérico pero a la vez individualista en el que el ser humano no tiene más remedio que encontrar su propia salida. Es por ello que sus lienzos muestran lo expectante, el sueño de una noche de verano, lo infinito y lo “no olvidado" dentro siempre de un aura, de un cielo que acapara la figuración designada como base del trabajo y sobre la cual recae toda la fuerza expresiva.

Dicho espacio, dicho cosmos se presenta multitonal ya que el mismo indica no sólo diversidad sino también cierto optimismo en contraposición a un mundo sin sentido, a una degradación progresiva de lo humano cuyas consecuencias en la madre naturaleza acaecen como muy negativas. Un halo positivista con un toque melancólico impregna toda su obra.

En cuanto a la escultura se refiere podemos destacar como signo referencial la simplicidad cercana a lo minimalista con la que la confiere, el interés de Valenzuela por singularizar lo representativo para así centrar la atención del espectador en una sola transmisión de significado, tal vez en un mismo concepto.
Muy destacada en su elaboración, la capacidad del autor por agilizar movimientos y expresiones, para imprimir carácter al trabajo, para constatar la idea de que en lo natural se encuentra el sentido.

En resumen, una obra medida, cuidada, digna de ser admirada y de una calidad constatable.

----------------------------------------

GERARDO VALENZUELA GUZMÁN por Rosa Faccaro

“Somos actores y espectadores en un diálogo mudo de ser a ser”
Gerardo Valenzuela Guzmán

Gerardo Valenzuela Guzmán nos ha dado prueba suficiente de su saber en la creación pictórica y escultórica. Nacido en Chile, país hermano, es conocido en la Argentina por la singularidad de sus creaciones plásticas. Precedido por comentarios de prestigiosos críticos podemos admirar nuevamente su obra en nuestro medio.

Su producción está relacionada con la filosofía hermética, hoy vigente en nuestros días a través de la tradición humanista del Renacimiento. Contemplamos en sus trabajos pictóricos, una simbología que, desde la época greco romana van orientando su lenguaje plástico, basado en un pensamiento religioso heredado por la cultura egipcia. Adaptada sus imágenes a las leyes de un espacio bidimensional jerarquizado, vemos un sincretismo figurativo que alude a ese mundo interior.

La sabiduría poética de la metafísica nos habla de una fantasía que puede construir un universo sublime, otorgando sentido y pasión a las representaciones pictóricas donde vemos una atmósfera de irrealidad. El lenguaje visual es portador del conocimiento universal. La religiosidad que transmiten estas imágenes nos hablan de un espíritu creyente. Este artista elije representaciones icónicas como modelos de una humanidad futura.

El lenguaje visual puede comprometer en sus propios términos la capacidad de expresar y conmover la más íntima y profunda realidad de nuestro ser. La condición del hombre en su capacidad poli- sensoria le permite percibir el misterio más allá de la palabra.
El arte pictórico metafísico, es aquel que indaga una otra realidad. Antecediendo a los lineamientos de la surrealidad ha conquistado una visión que trasciende las fronteras del sueño, considerando la existencia de un universo sin fronteras.
El espacio metafísico se presenta con la lógica visionaria de una representación que alude a un sentido trascendente.

La escultura y pintura de Gerardo Valenzuela Guzmán nos remiten a una filosofía espiritualista. A través de estos conocimientos del saber universal, ha podido transmitir -este artista -en la creación plástica, su fundamento estético y visionario, con la fuerza, calidad, y virtuosismo de sus imágenes.

ROSA FACCARO
Docente Universitaria en Buenos Aires.
De la Asociación Argentina de Críticos de Arte
De la Asociación Internacional de Críticos de Arte

--------------------------------------------------

Gerardo Valenzuela Guzmán, por Lic. Julio Sapollnik

A partir de una apropiación que parte de la cultura occidental y opera con el concepto de belleza clásica, se abre un universo plástico de amplios significados, en el que prima la búsqueda del goce en el hacer y la satisfacción del encuentro con la imagen. Pintar, dibujar y esculpir es para Valenzuela Guzmán una celebración artística, una apertura a múltiples representaciones sensibles que dejan de lado los rígidos parámetros de su formación profesional.
En sus pinturas los personajes irrumpen a la manera de un collage. Ellos levitan y permanecen suspendidos en una atmósfera etérea que, según la tonalidad, pasan por diferentes estadios: de lo carnal y lo infernal a lo espiritual y lo celestial. En la obra No te hemos Olvidado, por ejemplo, ante la presencia insinuada de Partenón un desfile de figuras aluden a mitos originarios del hombre y la mujer, el Laooconte, sacerdote del templo de Neptuno, lucha por salvar la vida de sus hijos; la Victoria Aliada de Samotracia representa el enaltecimiento de la libertad; la diosa Venus el amor y la belleza y Atenea la sabiduría y la guerra. En otras obras, como Desnudo y Presencia, la feminidad se vuelve terrenal y sin embargo se abandona a una atmósfera poblada de nubes que recorren valores fríos y cálidos. Luego en Isis consabrada, esa feminidad atraviesa un proceso en el que el espíritu triunfa por sobre la materia.
En las esculturas en cambio, las figuras asumen una corporeidad alejada de la perfección clásica de las proporciones. Como en el mundo Antiguo, ella pueden estar asociadas a una actitud deportiva, pero no compiten ya para agrado de los dioses sino que sugieren una preocupación ligada al universo urbano contemporáneo. No hay grandes epopeyas ni competencias olímpicas, sólo un circo trashumante sin referencias espaciales. Son esquemas de cuerpos, representaciones de movimientos diagonales y expansivos que se detienen en un punto de máxima tensión. Su elasticidad se proyecta en diferentes direcciones, ocultando en el eje de equilibrio el anclaje sutil de su destino.
Así la obra de Valenzuela Guzmán aborda representaciones generales del cuerpo sin describir pecularidades. Diseña un hombre y una mujer en la búsqueda de la riqueza de sí mismo: ellos son él en torno al deseo del ser. Esa es la esencia de su arte.

Julio Sapollnik es Lic. en Historia del Arte, Master en Cultura Argentina. Becado por Fulbright Comission en el Museum of Modern Art New York. Jurado en importantes premios. Fue Director del Palais de Glace de Buenos Aires y Curador de Exposiciones Especiales de la Biblioteca Nacional de Argentina.
Ex crítico de arte en el diario Clarín y Página 12 y en el periódico Arte al Día de Buenos Aires. Colabora con la revista "Arte al Límite" de Chile, con Ediciones Institucionales en Argentina y Expoartistas, Feria Internacional de Arte de Argentina. Conduce con Patricia Altmark el programa de "Cultura al Día " en Canal Metro y Radio Cultura de Argentina. También "Kol Hebraica" junto a Gerardo Mazur y Rudy por Radio Jai, en Buenos Aires.
--------------------------------------------------
Gerardo Valenzuela Guzmán por la Lic. Claudia Sanzi

Gerardo Valenzuela Guzmán es un artista que se manifiesta en diferentes disciplinas. Su obras nos ofrece un laberinto que nos presenta cuestionamientos existenciales. Podemos visualizar como el tiempo se descompone y se bifurca. Agravés de ella nos acerca al corazón de hombres y mujeres y el amor al universo.
Valenzuela Guzmán nos hace transitar el surrealismo unido a la figuración en un equilibrio casi único. Su paleta es a veces suavemente colorida y a través de la misma nos va sumergiendo en diferentes planos, dando a la incidencia de la luz, una expresión de la energía, pero también un significado del espíritu.
La diversidad temática transita desde la pasión, pasando por la simpleza de lo cotidiano llegando a lo sublime de la creación.
Las obras de este artista chileno presentan algunos elementos constantes de sueños o recuerdos ocultos -tesoros preservados en metáforas por la fuerza de su colorido-.
Lo universal de su lenguaje surrealista, por sus formas y la algarabía de su riqueza cromática, nos muestra que pinta con todo el ímpetu de su emoción.
Introduce en su pintura elementos geométricos que se diluyen con el todo de su representación, mostrándonos una vez más el exquisito manejo del color y la dimensionalidad.
Su obra se brinda suspendida, etérea, libre y flotando. Vemos diferentes rayos que se refractan en ángulos distintos y cada uno produce un color espectral diferente.
Este artista busca alcanzar la trascendencia, es decir la contemplación del Ser, de nuestro espíritu. De ahí que exhibe sus formas, los cilindros de luz, las actuaciones lumínicas mediante su implantación en el espacio. Este es un escenario, que se intuyen alegórico, porque hay muchos mundos pero están en nosotros.
Su técnica, el estilo el contenido temático, la lectura ineludible y la gran capacidad que posee para mostrarnos, nos envuelve en una atmósfera onírica que trasciende los sentidos.

 
ARTE DIGITAL
DIBUJO
ESCULTURA
FOTOGRAFIA
GRABADO
 
LITERATURA
PINTURA
TECNICA MIXTA
 
 
ARTE Y DISEÑO