ARTE DEL MUNDO / Un portal de Arte para el mundo
 
FACEBOOK TWITTER CONTACTO
 
INSTITUCIONAL DISCIPLINAS POLITICAS DE PRIVACIDAD CONTACTO
 
PINTURA
INÉS ECHENIQUE
ARTISTA ARGENTINA / PINTORA

 
/ BIO
/ PRENSA
/ CRITICA
/ GALERIA PINTURA I
/ GALERIA PINTURA II
/ GALERIA PINTURA III
/ GALERIA PINTURA IV
/ GALERIA PINTURA V
/ CONTACTO
 
/ CR͍TICAS

 

Uno tiene en sus manos el color de su día "Rutina o Estallido". Mario Benedetti

Hay temas tan tristes que es imposible tratar con color". Inés Echenique

En la última muestra que tituló Comunidades", Inés Echenique presentó una serie de obras creadas a partir de un discurso plástico vinculado a la realidad. Eran imágenes nacidas de tonalidades enfrentadas, contraponiendo la fuerte presencia del color con la silenciosa mutación de tonos neutros. Uno a uno los cuadros se sucedían como pensamientos compartidos de un diario íntimo, donde se destacaba de manera recurrente la idea recóndita que la obsesionaba.

Esa voluntad de persistir en el desarrollo de la imagen confirmaba un deseo manifiesto de encontrar en el otro, sensibilidades afines a su preocupación. Como habitantes de una sociedad organizada los contempladores recorren galerías y museos teniendo la oportunidad de reflexionar, sobre contextos complejos que angustian y conviven en la sociedad contemporánea. Echenique propone desde la pintura motivar soluciones compartidas desde la mirada. Inés no buscó causar asombro, ni aproximarse al arte desde la belleza, sino que desarrolló una obra interpretando la realidad, abrevando en la sociología, la comunicación, el periodismo y la historia.

La alternancia entre zonas de color y tonos neutros le permite crear un espacio lógico donde intenta ordenar lo indefinido. Paul Cezanne decía: Existe una lógica de los colores a la cual el pintor debería adaptarse, que no es la lógica del cerebro".

El ojo del contemplador estimula el pensamiento y juntos navegan para enunciar lo que descubre: una sucesión de formas encastradas que signan un conjunto de peces hacinados y oprimidos.

El pez simboliza desde la antigüedad el deseo de alcanzar un ideal comunitario entre individuos que se reconocen y participan intentando comprender y transformar. De la palabra pez deriva la palabra pescar, cuyas acepciones incluyen estados de violencia e inseguridad presentes en el malestar de nuestro tiempo: capturar, agarrar, cazar, apresar, atrapar, pillar, son vocablos que aluden a conductas salvajes e inhumanas muy en boga" entre prójimos desconocidos. Los peces se acomodan entre sí de igual manera a como los seres humanos se adaptan a sus dificultades. Boca/ cola, aleta/abdomen, los contornos de los peces se encastran organizando una figura espesa y humillada. Su contemplación provoca un pensamiento, quizás una plegaria de subsistencia, rogando que se multipliquen los panes y los peces.

Viendo esa masificación ictícola la imagen se proyecta sobre la esfera humana con la esperanza de reflexionar sobre la individualidad y el encuentro con el otro, valorando las personalidades que se destacan por su fuerte tonalidad y salvaje diferencia.

Julio Sapollnik

Licenciado en Historia de las Artes U.B.A, Master en Cultura Argentina. Becado por Fulbright Comission y el International Council of The Museum of Modern Art , New York . Fue crítico de arte en el Diario Clarín, Pagina 12 y el periódico Arte al Día". Ex Director del Palais de Glace y Curador de Exposiciones Especiales de la Biblioteca Nacional. Jurado en importantes premios. Colabora con la Revista Arte Al Límite" de Chile. Co-conduce junto a Patricia Altmark el programa Cultura al día" por Canal Metro y Radio Cultura y Kol Hebraica – Palabras que Vuelan" junto a Gerardo Mazur y Rudy por Radio JAI.

Inés Echenique. El Ser Social y la Muerte

Una constante en el desarrollo artístico en cuanto a temática plasmada se refiere ha sido la preocupación, la insistencia del ser humano en reflejar la muerte" como patente compañera que encamina pasos y forma un anexo insustituible.

Este reflejar atiende a la necesidad por encontrar el sentido de la vida, por encontrar respuestas a lo inconcluso y tal vez irrelevante de la existencia humana.

Inés Echenique es una creadora claramente interesada por indagar en dicha temática como fruto de un sustancial esfuerzo por procurar una visión menos frustrante de la expiración del ser.

Para ello conjuga elementos que la reflejan, como es el caso de la calavera, con otros propios de su antónimo como son las tonalidades alegres contrapuestas.

Podemos reseñar que en su obra se encuentra la lucha o incluso la conjunción vida-muerte reflejada mediante la utilización de grises u oscuros para todo lo que representa muerte", y vivas y coloristas para todo lo que suponga vida".

Sin duda alguna una lucha entre ambas es lo que nos refleja como sustancial necesidad del ser por fluctuar entre ambos mundos en los que paulatinamente vamos incidiendo.

En sus trabajos, en los cuales es digna de mención la uniformidad en cuanto a la línea desarrollada, cosa que pocos creadores consiguen, podemos observar seres sin rostro, seres abandonados a su suerte los cuales van pululando por un cosmos variable, susceptible de ser cambiado por las circunstancias, incluso por la suerte o el destino.

Todo es relativo, todo es cambiante, variable, asimilable según necesidades, incierto hasta el punto de la desesperanza.

Claramente refleja una sociedad perdida en busca de un rumbo que socialmente acontece como inexistente, una sociedad con sed de esperanza, con la obligación moral de encontrar una vía que la encamine hacia un futuro no incierto, no desdeñable"un futuro esperanzador.

Muy simbolista intercala elementos formales (peces, tractores, personas indefinidas..) que no hacen sino constatar la línea que Echenique desarrolla hábilmente para concretar un estilo, una forma de asimilar el entorno y redirigirlo al contemplador con calidad, sobriedad y una indudable sensibilidad.

Francisco Arroyo Ceballos
De la Asociación Española de Críticos de Arte

 
ARTE DIGITAL
DIBUJO
ESCULTURA
FOTOGRAFIA
GRABADO
 
LITERATURA
PINTURA
TECNICA MIXTA
 
 
ARTE Y DISEÑO